Saladillo H3 es un sistema sintético inalterable, especialmente desarrollado para conducir agua y otros fluídos, a temperaturas y presiones elevadas, sin corrosión, sin incrustaciones y en condiciones de máxima seguridad, higiene, economía y prolongada vida útil. El sistema H3 comprende tres modelos de tuberías, verde para agua caliente y fría, azul para agua fría, aluminio para alimentación de radiadores de calefacción y todas las conexiones, accesorios y herramientas necesarias para cubrir los requerimientos de la totalidad de las instalaciones de provisión de agua y calefacción de 3/8 a 5'' de diámetro. 

 Materia prima exclusiva

La materia prima básica utilizada en la fabricación de las cañerías y conexiones Saladillo H3 es un Polipropileno HomopolímeroIsotáctico exclusivo, sintetizado por Petroquén Argentina bajo licencia de MontellPolyolefins (Himont-Shell).

El polipropileno HomopolímeroIsotáctico es el único polímero apto para la fabricación de tuberías indistintamente roscables y termofusionables.    

>>Transporta mayor caudal de agua

 En una misma unidad de tiempo y a una misma presión, el sistema Saladillo H3 transporta mayor caudal de agua que los sistemas de termofusión dimensionados en milímetros.

Esto se debe a que el sistema Saladillo H3 está dimensionado en pulgadas, en consecuencia la sección de paso de los tubos y el caudal de agua transportada es entre un 18 - 26% mayor.  

Se fusiona y se rosca:

En segundos tubo y conexión se funden en una sola pieza, eliminando para siempre la posibilidad de pérdidas en las uniones.

Termofusión

Mediante la termo-fusión, los tubos y conexiones se fusionan entre sí molecularmente, dando lugar a una tubería contínua que garantiza el más alto grado de seguridad en las instalaciones de provisión de agua fría y caliente para consumo y calefacción.

El proceso de termo-fusión es muy sencillo. Durante unos pocos segundos, el tubo y la conexión son calentados a una temperatura de 260º - 270ºC. Cumplido el tiempo de calentamiento, que varía según los distintos diámetros entre 7 y 60 segundos, tubo y conexión se unen por interposición de sus extremos, fusionándose, es decir, fundiéndose en una sola pieza.

Se rosca

Las excelentes características mecánicas del Polipropileno HomopolímeroI sotáctico permiten el mecanizado de la tubería. Adicionalmente, las fibrillas de vidrio presentes en la formulación exclusiva de la capa blanca del tubo brindan filetes de rosca de gran tenacidad.

El roscado de la tubería es una opción práctica y económica, frente a las necesarias transiciones existentes.